Locales

El laboratorio Biomás se hizo cargo de la recolección de orina en Casares y explicó su utilización

viernes, 20 de marzo de 2020 · 16:30

Biomás es un laboratorio de capitales nacionales ubicado en General San Martín, Provincia de Buenos Aires, con más de 24 años de trayectoria, dedicado exclusivamente a la elaboración de ingredientes farmacéuticos activos a partir de gonadotrofinas. Las gonadotrofinas son hormonas presentes mayormente en la orina de mujeres en la etapa de la posmenopausia y en la de embarazadas. Estos ingredientes activos se emplean, en una etapa posterior, en la producción de medicamentos que sirven para tratar la infertilidad femenina y masculina.

Los medicamentos para la fertilidad que emplean gonadotrofinas como ingrediente activo se vienen utilizando clínicamente en todo el mundo desde hace más de 40 años, incluyendo la Argentina, y son eficaces para incrementar las probabilidades de concebir en el marco de tratamientos de fertilización. En la mujer, los medicamentos fabricados con este principio activo se utilizan para producir ciclos con mejor estimulación ovárica, y en el hombre se emplean para mejorar la cantidad y calidad de espermatozoides. En ambos casos, el medicamento se aplica en forma inyectable: se autoadministra de manera subcutánea, siempre bajo prescripción médica.

Durante sus dos primeras décadas de existencia, el laboratorio recibió y procesó orina proveniente del Gran Buenos Aires. Sin embargo, a partir del año 2013 comenzó a recibir progresivamente donaciones desde otras provincias. Así es como actualmente existen más de 300.000 donantes de orina en unos 300 municipios de 15 provincias argentinas: Buenos Aires, Santa Fe, Chubut, Río Negro, Entre Ríos, Corrientes, Santiago del Estero, Chaco, Formosa, Tucumán, Mendoza, Catamarca, La Rioja, San Luis y Salta.

Biomás es el único laboratorio en la Argentina y en toda América que produce este principio activo a partir de orina humana. Sólo en la Argentina se realizan 25.000 tratamientos de fertilización al año, y en el 100% de los mismos se emplean los medicamentos elaborados con gonadotrofinas para incrementar las chances de éxito de dichos procedimientos. Donando algo que habitualmente desechan, esas mujeres ayudan a que miles de parejas con problemas de fertilidad puedan cumplir su sueño de ser papás.

La extracción de la gonadotrofina de la orina es un procedimiento complejo que el laboratorio Biomás lleva a cabo en su planta productiva ubicada en General San Martín, provincia de Buenos Aires. Luego de un minucioso control de calidad de la materia prima, y siguiendo las normas internacionales conocidas como Buenas Prácticas de Manufactura (GMP), se la somete a un proceso que permite extraer una fracción cruda de la hormona.

La actividad del laboratorio es inspeccionada periódicamente por la ANMAT, ente autárquico que opera en el ámbito del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación. También recibimos inspecciones de los organismos de salud de otros países como la FDA (Estados Unidos) y la Schleswig-Holstein (Alemania).

Antes de que un transportista comience con la tarea de recolección en una nueva localidad, éste presenta ante las autoridades locales una nota en la que describe su labor, identifica a las personas que se encargarán del traslado de la materia prima, y a cada una de las visitadoras, que son quienes recorren los barrios convocando a las mujeres que reúnan las condiciones y tengan la voluntad de hacerlo, a donar. Esa nota es acompañada con toda la documentación que respalda tanto la operación del transportista como la del laboratorio, que es el que en una etapa posterior procesa la orina recolectada en los diferentes distritos en su planta productiva de General San Martín.

Así fue el caso también de Carlos Casares, en donde la actividad del transportista se encuentra habilitada y se desarrolla con total normalidad. El transporte se realiza de acuerdo con el ordenamiento vigente de lunes a sábados, de 07:00 a 15:00 hs.

 

¿Cómo se realiza la recolección de orina?

Un grupo de visitadoras domiciliarias pasa por las casas de un determinado barrio, consultando a los vecinos si en sus respectivas viviendas reside alguna mujer mayor de 48 años que pudiera llegar a desear donar su orina. Si es así, la visitadora mantiene con la mujer una entrevista breve -que siempre se desarrolla fuera del domicilio- en la que se le explica la actividad de Biomás y la forma en que se realiza la recolección de orina.

Para ser donante, la mujer debe haber cumplido los 48 años y deben haber transcurrido 12 meses desde su último período menstrual.

Una vez finalizada la charla con la potencial donante, si la mujer está de acuerdo con donar la visitadora la invita a juntar su orina, la cual deberá depositar en un bidón que le es provisto. A partir de ese momento, un recolector pasará día por medio por la puerta de su domicilio para retirar el bidón en un camión acondicionado para tal fin y le dejará otro vacío para repetir el proceso.

Las personas pueden donar la cantidad de orina que deseen, durante el tiempo que quieran hacerlo, y pueden suspender la donación en cualquier momento. La donación de orina es un aporte voluntario y altruista que ellas realizan para que otras personas puedan concebir un hijo. Donando algo que habitualmente desechan, están ayudando a una pareja a cumplir su sueño de ser padres.

Independientemente de ello, y como muestra de agradecimiento a todas esas mujeres que hacen ese aporte tan importante, a través del recolector que pasa a retirar la donación se les hace llegar periódicamente un obsequio, que suele consistir en un artículo para la mujer o para la casa.

Valorar noticia

Comentarios